sábado, 12 de julio de 2014

IBÓN DE CREGÜEÑA

La ascensión al ibón de Cregüeña nos ha engañado por su dureza y de qué manera. Desde el camping de Senarta son más de 1300 metros de desnivel acumulado, por un terreno donde los metros se ganan muy rápido pero el tiempo en ganarlos pasa despacio. Caos de bloques que desmoralizan tanto subiendo como bajando.


Tenía pendiente visitar este rincón del valle de Benasque y lo hicimos tras pasar noche en el Camping Municipal de Senarta. Nuestra sorpresa fue al pagar al empleado del ayuntamiento, y descubrir que los precios se han disparado más de un 100%, y ya no compensan para nada con los servicios que ofrece. Solamente la ubicación lo jusitificaría pero ni aún eso. Imagino que la competencia "desleal" que hace lo municipal sobre lo privado habrá presionado para esta política disparatada de precios. 



Desde el mismo camping podemos dejar el coche bien aparcado y tomarlo como punto de inicio de numerosas actividades; la de hoy parte a escasos tres kilómetros por la pista que orilla aguas arriba el Ésera. Un sendero bien señalizado parte a nuestra derecha y remontará el barranco de Cregüeña sin piedad. Nada de sendero de tierra y cómodas lazadas. Seiscientos metros que ganamos rápidamente hasta alcanzar un pequeño llano en la Pleta de Cregüeña.


Pasado el llano herboso el sendero realiza fuertes lazadas por la derecha del barranco. Conviene estar atentos porque hay varias trazadas creadas en el descenso y alguna nos separa a bloques más grandes.


Pasado el ibonet de Cregüeña el sendero ya no es tan claro y nos obliga a sortear grandes bloques entre los neveros que todavía aguantan el verano.


Tras superar la última canal del desagüe nos sorprende el tamaño del ibón. Sin duda uno de los más grandes del pirineo. Rodeándolo y en apenas dos horas podremos aprovechar para ascender el Aragüels y descender por la otra vertiente, hacia Ballibierna. Allí tocaría bajar por la pista o tomar el autobús, si estamos en época de funcionamiento del mismo.


Nosotros no tenemos tiempo para más y además la nieve no nos facilitaría las cosas, así que descendemos por el mismo camino, haciendo buen uso de los bastones, frente al incomodo sendero.




No hay comentarios:

Publicar un comentario